Llega el calorcito, ¡Quiero paella!

5 Tips para unas paellas de verano redondas

¡Que ricas esas paellas de domingo cuando llega el caloret! ¿verdad?

No hay cosas que nos guste más que un domingo en familia, todos a la mesa, unos aperitivos y esa paella impresionante en medio de la mesa. Da igual si es paella de carne, de marisco o un arroz caldoso, lo importante es el ritual de la paella y los buenos momentos que trae consigo.

Pero un día festivo de alegría y regocijo puede sacar a relucir el sarcasmo de tu cuñado en un abrir y cerrar de ojos como algo salga mal con la paella.

No te despistes y queda como un rey o una reina con los 5 consejos que te voy a dar para que tus paellas sean las mejores y tu cuñado no tenga nada que decir.

La paella perfecta en 5 pasos y un «truquillo»

1. Una buena paellera y un quemador de gas

Puede que solo tengas la posibilidad de hacer la paella en una vitrocerámica o en placa de inducción. Bien, no hay problema siempre que tengas una paellera esmaltada o antiadherente apta para vitro o inducción y tenga la misma medida del hornillo, para que el calor se reparta de manera uniforme.

Pero si quieres un sabor 5 estrellas lo mejor es una paella valenciana pulida y un hornillo quemador o paellero de gas del mismo tamaño.

Esta clase paelleras y el hornillo consiguen una distribución del calor perfecta, un cocinado uniforme y un sabor inconfundible, a paella de verdad.

Además te permiten cocinar tu paella al aire libre contando solo con una bombona de butano o propano. En verano es tu mejor aliado.

Los utensilios de cocina que uses también tienen su importancia, para remover el sofrito mejor una espátula de punta cuadrada.

2. La materia prima

Sí, mi madre también hacía paellas con 3 ingredientes que pillaba por la nevera y estaban buenas. Pero no queremos eso, queremos que todos nos feliciten y nos llevemos el premio a la mejor paella de la familia.

Si pretendes optar a tan afamado título debes cuidar los ingredientes de tu paella.

Producto fresco y natural. En las paellas siempre queda mucho más rico un tomate natural rallado que el tomate frito. Si la paella es de marisco, un buen caldo de marisco hecho por ti seguro que supera a uno de tetra birk del supermercado y si es de verduras, utiliza verduras y hortalizas de temporada y crudas. No uses latas o conservas vegetales en tu paella vegetariana, le dan un sabor horrible.

Si te da pereza picar las verduras, siempre puedes usar un picador manual o eléctrico. Si quieres elegir el que mejor se adapte a tu tipo de cocina, puedes leer más sobre el tema en este post.

3. El arroz mejor bomba

Esto es un hecho, el arroz que mejor absorbe y al que mejor se le puede controlar el punto de cocción es el arroz tipo bomba.

Las medidas estándar para este tipo de arroz son por cada taza de arroz tres tazas de agua o caldo. Siempre puedes echar un poquito más de caldo si ves que se queda corto o darle un golpe de calor fuerte al final si, por el contrario, notas tu paella un pelín pasada de agua.

Y con 80 o 100 gramos por persona de arroz es suficiente. La paella es más rica si es de una capa finita. De ahí la lógica de las paelleras anchas.

4. ¡No le eches cebolla al sofrito si no quieres bronca con un valenciano!

Dicen los expertos en paella valenciana que echar cebolla al sofrito es un sacrilegio. Hay a quien le gusta, y es totalmente respetable. Pero el por qué no se le echa tiene una explicación.

La cebolla aporta mucha agua a la paella y además hace que el arroz se ablande más rápido y al final hay que regular la cantidad de caldo y los tiempos para que el arroz quede con el punto y el grado de dureza perfecto.

El sofrito perfecto lleva ajo, pimiento verde y tomate natural, preferiblemente rallado.

5. La paella no se remueve

Desde que echas el arroz en la paellera y lo integras con el sofrito removiendo un poco con el cucharón, la paella ya no se toca más, no se remueve. Por favor, contén tu ansia.

Solo espera pacientemente con el fuego medio unos 15-20 minutos hasta que veas que la paella empieza a «cantar». Ese es el punto en el que las burbujas se hacen más pequeñas y el sonido aumenta. En ese momento sube el fuego un minuto y apaga. Y ya estaría lista.

«El truquillo» (por que tú lo vales)

Cuando apagues el fuego no tapa la paella con ninguna tapa ni con papeles de periódico ni, en su defecto, con cartón.

El truco para que tu paella no se pase es dejarla 6 minutos al aire. Así, sin nada encima. Puede que se atempere más de lo que te gustaría, pero te aseguro que el sabor gana a esa pequeña pérdida de calor.

El resultado es increíble.

Deja una respuesta

logo-elma

© 2021 lamenajeria.com. All Rights Reserved

Web desarrollada y mantenida por DominWeb

Carrito de la compra

0

No hay productos en el carrito.