Tipos de escanciadores de sidra, ¿Cuál elijo?

Tipos de escanciadores de sidra

Si alguna vez has pasado por Asturias y has podido disfrutar de la experiencia del escanciado de sidra en vivo y en directo, sabrás que escanciar sidra asturiana es una técnica de expertos que, como poco, deja a los espectadores impresionados por la precisión con la que se realiza y la altura desde donde lanzan la sidra. 

Sí, el escanciado de sidra es todo un arte, con una técnica exacta para que el culín de sidra tenga la misma medida, esa burbuja que le confiere ese punto picante en boca y puedas sentir todos los matices de la sidra cuando lo degustas.

Pero, por suerte, tenemos los escanciadores eléctricos y manuales, que replican el resultado que ofrece el escanciado de sidra manual y permiten escanciar sidra en casa sin necesidad de acudir a una sidrería asturiana o vasca.

Vamos a ver los diferentes tipos de escanciadores para que puedas elegir el escanciador más indicado para ti, sin dar palos de ciego.

Escanciador de sidra eléctrico

Son escanciadores con motor y batería.

Este tipo de escanciadores son muy cómodos ya que solo tienes que colocar el vaso en el aro destinado a él y presionar un botón y el escanciador te brinda el culín de sidra perfecto.

Están pensados para escanciar la sidra con la misma presión que sale de una barrica grande de sidra o tal y como lo haría un escanciador profesional.

Son perfectos para casa, ya que siempre que se termine su batería los puedes conectar a la corriente para que se recarguen.

En relación calidad-precio son una de las mejores propuestas para disfrutar sidra en cualquier parte.

En Asturias, es una opción más que se ofrece en las sidrerías por la comodidad que ofrecen, siempre que quieras degustar culines escanciados en el momento y no se disponga de un camarero para ello.

Aquí tenemos uno de los modelos más emblemáticos y pioneros en Asturias: el Isidrín.

Escanciador de sidra mecánico

El punto fuerte de estas máquinas de escanciado es que no tienen baterías ni cables, son escanciadores de sidra manuales que funcionan mediante una bomba de aire de pulsación manual que saca la sidra de dentro de la botella y la rompe contra el borde del vaso, replicando con gran exactitud el escanciado manual hecho por un profesional.

La vida útil de este tipo de escanciadores es mayor, funcionan accionando un pulsador o una palanca, al no disponer de motores se estropean menos.

Otra ventaja que ofrecen es que tu controlas la intensidad del chorro.

En esta modalidad tenemos el clásico escanciador de sidra Manín que replica un paisano asturiano escanciando sidra o el modelo Plis Plas de Vin Bouquet. Ambos funcionan accionando una palanca y echan la sidra en un plis plas.

Tapón para escanciar sidra

Una de las opciones más baratas y cómodas es colocar un tapón escanciador en tu botella de sidra, aunque en este caso el escanciado no resulta 100% similar al auténtico escanciado.

Pero sin duda es un escanciador barato que puedes llevar en el bolsillo a cualquier lado y para usarlo en una comida campestre es perfectamente válido.

A modo de resumen, el escanciador que elijas va a depender de lo aficionado que seas a la sidra escanciada de calidad y de tu presupuesto.

Hay muchos factores que influyen en un buen escanciado: la fuerza con que sale la sidra, la posición del vaso, la distancia de la botella y la técnica. Obviamente un escanciador de calidad replica con mayor exactitud estas características que un escanciador barato.

Curiosidades del escanciado de la sidra

Escanciar sidra

Escanciar es la acción de alzar el brazo y llevar la botella a lo alto, vertiendo desde ariba la sidra, haciendo que el chorro que sale de la botella rompa o impacte contra el vaso. El vaso debe estar colocado más abajo de la cintura y posición inclinada para que se den las condiciones ideales para el degustado de un buen culín de sidra.

¿Qué se consigue con el escanciado?

El objetivo de escanciar la sidra es romper la sidra contra el borde del vaso para acentuar todas sus cualidades. El carbono que contiene la bebida se despierta con esta acción agitando la sidra y aireándola al despertar su gas.

Además, parte del ácido acético que contiene se volatiliza.

¿Por qué usar un vaso de sidra para escanciar?

Esto es importantísimo. No vale cualquier vaso, ha de ser uno específico de sidra.

El vaso de sidra es un vaso de gran tamaño, con 12 cm de alto y una boca de 9 cm, que se estrecha a medida que descendemos a la parte inferior del mismo.

El vaso para sidra es especial para potenciar el aroma y sabor de la sidra.

¿Qué es un culín de sidra?

Al líquido resultante del escanciado de la sidra se le llama culín de sidra por ser una bebida que se bebe se un trago, sin parar a coger aire. 

La expresión más típica de Asturias “échame un culín de sidra” hace referencia a que un profesional te escancia un trago de sidra en un vaso de sidra.

escanciadores baratos

¿Cuánta sidra se echa en el vaso de sidra?

La sidra se bebe de un trago, así que la cantidad debe ser comedida. La sidra no se bebe a sorbos pues si se deja reposar pierde gran parte de su sabor y aroma.

Un buen escanciador debería saber echar un culín adaptado a cada persona, para que se pueda beber de un sorbo. En Asturias se habla de un culín estándar de 100 ml.

De una botella de 700 ml salen 6 culines de sidra. Sí, 6 y no 7 como estarás pensando, porque en el propio escanciado siempre cae sidra fuera del vaso y otra parte de la sidra, que es el poso que queda en el culo de la botella no se escancia por contener sedimentos.

Vasos de sidra

Si vas a escanciar sidra, échala bien. Que se con un vaso especial para sidra.

Vocabulario asturiano relacionado con el escanciado de sidra

Restallar la sidra: sonido que se consigue de la acción de hacer caer la sidra contra el borde del vaso.

Estrella: es el gas que se produce en la sidra una vez escanciada.

Empalme: es el efecto que se produce cuando cae la sidra en el vaso y surgen las burbujas de carbono y van desapareciendo instantes después de ser escanciada. El buen echador de sidra siempre debe procurar que la sidra empalme.

Aguante: burbujas que quedan en la sidra después de ser escanciada y de haberse producido el empalme. Para un correcto aguante, estas burbujas residuales deben tardar en desaparecer.

Pague: se mide después de beber el culín de sidra y hace referencia a la capacidad que tiene la espuma de la bebida para quedarse adherida en las paredes del vaso.

Ahora sí que ya estás preparado para disfrutar la sidra como un auténtico asturiano.

Deja una respuesta

logo-elma

© 2021 lamenajeria.com. All Rights Reserved

Web desarrollada y mantenida por DominWeb

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No products in the cart.

Seguir comprando